viernes, 30 de septiembre de 2011

Evangelio del día 30 de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 10,13-16. Viernes de la XXVI Semana del Tiempo Ordinario


¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros realizados entre ustedes, hace tiempo que se habrían convertido, poniéndose cilicio y sentándose sobre ceniza.
Por eso Tiro y Sidón, en el día del Juicio, serán tratadas menos rigurosamente que ustedes.
Y tú, Cafarnaún, ¿acaso crees que serás elevada hasta el cielo? No, serás precipitada hasta el infierno.
El que los escucha a ustedes, me escucha a mí; el que los rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza, rechaza a aquel que me envió".

Comentario: «El que os escucha a vosotros, a mí me escucha» - San Agustín


El que ha escuchado este versículo: "Ofrece a Dios un sacrificio de alabanza" (Salmo 49,14), ha dicho: "Cada día, cuando me levante, me iré a la iglesia y cantaré un himno de la mañana; al final del día un himno de la noche y luego en mi casa, un tercero y cuarto himno. Así haré cada día un sacrificio de alabanza y me ofreceré a mi Dios». Es bueno hacerlo, si lo haces con verdad, pero ten cuidado de tranquilizarte con lo que haces, y... teme que, tu lengua hable bien delante de Dios y tu vida no hable mal ante él... Ten cuidado de vivir mal, hablando bien.

¿Por qué? Porque Dios dice al pecador: "¿Por qué recitas mis mandamientos y guardas mi alianza en tu boca [tú que detestas mi enseñanza]?"(V. 16-17) mirad con qué temor debemos hablaros... Vosotros, mis hermanos, que estáis seguros; si escuchas cosas buenas, Dios te escucha, independientemente de la boca que te habla. Pero Dios no ha querido dejar a aquellos que hablan, sin reprenderlos, para que no se duerman tranquilos, en una vida desordenada, diciéndose que hablan del bien, diciéndose: "Dios no querrá que nos perdamos, nosotros, por los que quería decir cosas buenas a su pueblo». Por lo tanto, vosotros los que habláis, quienquiera que seáis, escuchad lo que os digo; vosotros que queréis ser escuchados, escuchad, los primeros... Puedo escuchar el primero, puedo escuchar, escuchar mejor que todos "lo que el Señor Dios me dijo, para oír las palabras de paz a su pueblo" (Sal 84,9).



San Agustín (354-430), obispo de Hipona (África del Norte) y doctor de la Iglesia
Discurso sobre los salmos, Sal. 49, §23

San Jerónimo, doctor de la Iglesia - 30 de septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

jueves, 29 de septiembre de 2011

El agua no purifica sin la acción del Espíritu Santo (San Ambrosio)


Antes se te ha advertido que no te limites a creer lo que para que no seas tú también de éstos que dicen: «¿Éste es aquel gran misterio que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar? Veo la misma agua de siempre, ¿ésta es la que me ha de purificar, si es la misma en la que tantas veces me he sumergido sin haber quedado puro?». De ahí has de deducir que el agua no purifica sin la acción del Espíritu.

Por esto, has leído que en el bautismo los tres testigos reducen a uno solo: el agua, la sangre y el Espíritu, porque, si prescindes de uno de ellos, ya no hay sacramento del bautismo. ¿Qué es, en efecto, el agua sin la cruz de Cristo, sino un elemento común, sin ninguna eficacia sacramental? Pero tampoco hay misterio de regeneración sin el agua, porque el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. También el catecúmeno cree en la cruz del Señor Jesús, con la que ha sido marcado, pero si no fuere bautizado en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, no puede recibir el perdón de los pecados ni el don de la gracia espiritual.

Por eso, el sirio Naamán, en la ley antigua, se bañó siete veces, pero tú has sido bautizado en el nombre de la Trinidad. Has profesado –no lo olvides– tu fe en el Padre, en el Hijo, en el Espíritu Santo. Vive conforme a lo que has hecho. Por esta fe has muerto para el mundo y has resucitado para Dios y, al ser como sepultado en aquel elemento del mundo, has muerto al pecado y has sido resucitado a la vida eterna. Cree, por tanto, en la eficacia de estas aguas.

Finalmente, aquel paralítico (el de la piscina Probática) esperaba un hombre que lo ayudase. ¿A qué hombre, sino al Señor Jesús nacido de una virgen, a cuya venida ya no era la sombra la que había de salvar a uno por uno, sino la realidad la que había de salvar a todos? Él era, pues, al que esperaban que bajase, acerca del cual dijo el Padre a Juan Bautista: Aquel sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el que ha de bautizar con Espíritu Santo. Y Juan dio testimonio de él, diciendo: He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él. Y, si el Espíritu descendió como paloma, fue para que tú vieses y entendieses en aquella paloma que el justo Noé soltó desde el arca una imagen de esta paloma y reconocieses en ello una figura del sacramento.

¿Te queda aún lugar a duda? Recuerda cómo en el Evangelio el Padre te proclama con toda claridad: Éste es mi Hijo, mi predilecto, cómo proclama lo mismo el Hijo, sobre el cual se mostró el Espíritu Santo como una paloma, cómo lo proclama el Espíritu Santo, que descendió como una paloma, cómo lo proclama el salmista: La voz del Señor sobre las aguas, el Dios de la gloria ha tronado, el Señor sobre las aguas torrenciales, cómo la Escritura te atestigua que, a ruegos de Yerubaal, bajó fuego del cielo, y cómo también, por la oración de Elías, fue enviado un fuego que consagró el sacrificio.

En los sacerdotes, no consideres sus méritos personales, sino su ministerio. Y, si quieres atender a los méritos, considéralos como a Elías, considera también en ellos los méritos de Pedro y Pablo, que nos han confiado este misterio que ellos recibieron del Señor Jesús. Aquel fuego visible era enviado para que creyesen; en nosotros, que ya creemos, actúa un fuego invisible; para ellos, era una figura, para nosotros, una advertencia. Cree, pues, que está presente el Señor Jesús, cuando es invocado por la plegaria del sacerdote, ya que dijo: Donde dos o tres están reunidos, allí estoy yo también. Cuánto más se dignará estar presente donde está la Iglesia, donde se realizan los sagrados misterios.

Descendiste, pues, a la piscina bautismal. Recuerda tu profesión de fe en el Padre, en el Hijo, en el Espíritu Santo. No significa esto que creas en uno que es el más grande, en otro que es menor, en otro que es el último, sino que el mismo tenor de tu profesión de fe te induce a que creas en el Hijo igual que en el Padre, en el Espíritu igual en el Hijo, con la sola excepción de que profesas que tu fe en la cruz se refiere únicamente a la persona del Señor Jesús.


Del tratado de San Ambrosio, obispo, sobre los misterios Nums. 19-21.24.26-38

Evangelio del día 29 de septiembre de 2011


Evangelio según San Juan 1,47-51. Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael - Fiesta


Al ver llegar a Natanael, Jesús dijo: "Este es un verdadero israelita, un hombre sin doblez".
"¿De dónde me conoces?", le preguntó Natanael. Jesús le respondió: "Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera".
Natanael le respondió: "Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel".
Jesús continuó: "Porque te dije: 'Te vi debajo de la higuera', crees . Verás cosas más grandes todavía".
Y agregó: "Les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre".


Comentario:

«Bendecid al Señor, todos sus ángeles... servidores que cumplís sus deseos» (Sal. 102,20-21) - San Bernardo


Celebramos hoy la fiesta de los santos ángeles... Pero ¿qué podemos decir acerca de estos espíritus angélicos? Esta es nuestra fe: creemos que gozan de la presencia y de la visión de Dios, que tienen una felicidad sin fin, son propiedad del Señor "que el ojo no vio, ni oído oyó, incomprensible para el corazón del hombre "(1 Corintios 2:9). ¿Qué puede decir un simple mortal de ellos, a otros hombres mortales, siendo como es, incapaz de entender tales cosas? ... Si no es posible hablar de la gloria de los santos ángeles de Dios, por lo menos podemos hablar de la gracia y el amor que nos muestran, ya que no sólo tienen una dignidad incomparable, sino también una servicialidad llena de bondad...Si no podemos entender su gloria, nos centramos más en la misericordia de la que están repletos estos familiares de Dios, estos ciudadanos del cielo, los príncipes de los cielos.
El mismo apóstol Pablo, que ha contemplado con sus ojos la corte celestial y que ha conocido sus secretos (2 Cor 12,2), certifica que "todos los ángeles son espíritus encargados de un ministerio, enviados para servicio para los que van a heredar la salvación "(Hebreos 1:14). ¿No ves nada sorprendente, ya que el Creador, el Rey de los ángeles mismo "no vino para ser servido sino a servir y a dar su vida por la multitud de hombres"? (Marcos 10,45). Entonces, ¿qué ángel se burla de este servicio, en la que aventajó al de los ángeles en el cielo con presteza y alegría?


San Bernardo (1091-1153), monje cisterciense y doctor de la Iglesia. 1er sermón para la fiesta de san Miguel

San Miguel, San Gabriel y San Rafael. Arcángeles - 29 de septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Evangelio del día 28de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 9,57-62. Miércoles de la XXVI Semana del Tiempo Ordinario


Mientras iban caminando, alguien le dijo a Jesús: "¡Te seguiré adonde vayas!".
Jesús le respondió: "Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza".
Y dijo a otro: "Sígueme". El respondió: "Permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre".
Pero Jesús le respondió: "Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios".
Otro le dijo: "Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos".
Jesús le respondió: "El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios".



Comentario:
«El Hijo del hombre, no tiene dónde reposar la cabeza" - Un compañero de San Francisco de Asís


Y así enamorado de tu belleza, el hijo del altísimo Padre se unió solamente contigo en el mundo y te halló fidelísima en todo. En efecto, antes de que Él descendiera a la tierra procedente de la patria luminosa, ya le tenías dispuesto un lugar adecuado, un trono donde sentarse y un lecho en que descansar: la Virgen pobrísima de la que nació, iluminando este mundo. Cierto es que saliste fielmente al encuentro del recién nacido, de suerte que en ti y no entre delicias hallara Él su morada preferida. Fue puesto -dice el evangelista- en un pesebre, porque no había sitio para Él en la posada. Y lo acompañaste siempre, sin separarte jamás de Él durante toda su vida, de modo que -cuando apareció en la tierra y vivió entre los hombres-, mientras las zorras tenían madrigueras y las aves del cielo nidos, Él, en cambio, no tuvo dónde reclinar la cabeza. Después, cuando abrió su boca para enseñar -Él que en otro tiempo había despegado los labios de los profetas-, de entre las muchas cosas que habló, fuiste tú la primera a quien alabó, la primera a quien enalteció al decir: Dichosos los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (Mt 5,3).
Además, en el momento de elegir a algunos testigos fidedignos de su santa predicación y gloriosa vida para la salvación del género humano, no escogió, ciertamente, a unos ricos mercaderes, sino a pobres pescadores, dando a entender con semejante predilección cómo deberías tú ser estimada de todos. Finalmente, para que se hiciera patente a todos tu bondad, tu magnificencia, tu fortaleza y dignidad; para dejar en claro que tú aventajas a todas las virtudes, que sin ti no puede haber ninguna y que tu reino no es de este mundo, sino del cielo, fuiste tú la única que permaneciste unida al Rey de la gloria cuando todos sus elegidos y personas queridas lo abandonaron cobardemente. Pero tú, como fidelísima esposa y tiernísima amante, no te separaste ni un solo instante de su compañía; incluso te mantenías más firmemente unida a él cuando veías que era más despreciado de todos. Y en verdad que, si tú no lo hubieras acompañado, nunca habría podido recibir Él un menosprecio tan universal. Sólo tú le consolabas. No lo abandonaste hasta la muerte, y una muerte de cruz. Y en la misma cruz -desnudo ya el cuerpo, extendidos los brazos y elevadas las manos y los pies- sufrías juntamente con Él, de suerte que en el Crucificado nada aparecía más glorioso que tú.


Un compañero de San Francisco de Asís (siglo XIII) Sacrum commercium, 19 y 20 . Alianza de San Francisco con la dama Pobreza. (Trad: Salvador Biain, o.f.m.- BAC 399- Madrid, 1998, 7ª edición –reimpresión-)

San Wenceslao, martir - 28 de Septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

San Bernardino de Feltre - 28 de Septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

martes, 27 de septiembre de 2011

Evangelio del día 27de septiembre de 2011




Evangelio según San Lucas 9,51-56. Martes de la XXVI Semana del Tiempo Ordinario


Cuando estaba por cumplirse el tiempo de su elevación al cielo, Jesús se encaminó decididamente hacia Jerusalén y envió mensajeros delante de él. Ellos partieron y entraron en un pueblo de Samaría para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron porque se dirigía a Jerusalén.
Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto, le dijeron: "Señor, ¿quieres que mandemos caer fuego del cielo para consumirlos?". Pero él se dio vuelta y los reprendió. Y se fueron a otro pueblo.



Comentario:


«Tomó con coraje el camino a Jerusalén» - San Buenaventura




«Cristo es el camino y la puerta «(Jn 14,6; 10,7), la escala y el vehículo como propiciatorio colocado sobre el arca y «misterio escondido en Dios desde tantos siglos»(Mt 13,35).
Quien a este propiciatorio mira, convirtiendo a él por entero el rostro, y lo mira suspendido en la cruz con sentimientos de fe, esperanza, caridad, devoción, admiración alegría, honra, alabanza y júbilo, ése celebra con Él la pascua (cf Mc 14,14) , es decir, el tránsito, de suerte que, en virtud de la vara de la cruz, pasa a través del mar Rojo entrando de Egipto en el desierto, donde le sea dado gustar el maná escondido y (cf Ex 14,16)...
Y en este tránsito, si es perfecto, es necesario que se dejen todas las operaciones intelectuales, y que el ápice del afecto se traslade todo a Dios y todo se transforme en Dios. Y esta es experiencia mística y serenísima, que nadie la conoce, sino quien la recibe, ni nadie la recibe, sino quien la desea; ni nadie la desea, sino aquel a quien el fuego del Espíritu Santo lo inflama hasta la médula. Por eso dice el Apóstol que esta mística sabiduría la reveló el Espíritu Santo (1Co 2,10).
Y si tratas de averiguar cómo sean estas cosas, pregúntalo a la gracia, pero no a la doctrina; al deseo, pero no al entendimiento; al gemido de la oración, pero no al estudio de la lección; al esposo, pero no al maestro; a la tiniebla pero no a la claridad; a Dios, pero no al hombre; no a la luz, sino al fuego, que inflama totalmente y traslada a Dios con excesivas unciones y ardentísimos afectos. Fuego que ciertamente, es Dios, y fuego» cuyo horno está en Jerusalén» (Is 31,9), y que lo encendió Cristo con el fervor de su ardentísima pasión y lo experimenta, en verdad, aquel que viene a decir «Mi alma ha deseado el suplicio y mis huesos la muerte». El que ama está muerto, puede ver a Dios, porque, sin duda alguna, son verdaderas estas palabras: «No me verá hombre alguno sin morir» (Ex 33,20).
Muramos, pues, y entremos en estas tinieblas, reduzca más a silencio los cuidados, las concupiscencias y los fantasmas de la imaginación; pasemos con Cristo crucificado «de este mundo al Padre»(cf Mc 14,14), a fin de que, manifestándose en nosotros el Padre, digamos con Felipe: «Esto nos basta» (Jn 14,8); oigamos con San Pablo: «Te basta mi gracia»(2Co 12,9); y nos alegremos con David, diciendo: "Mi carne y mi corazón desfallecen, Dios de mi corazón y herencia mía, por toda la eternidad». (Sal.72,26).


San Buenaventura (1221-1274), franciscano, doctor de la Iglesia. Itinerario de la mente hacia Dios, cp.7

San Vicente de Paul, fundador - 27 de septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Más de medio millón de fieles celebraron a la Virgen de San Nicolás


Más de medio millón de fieles participaron ayer en la localidad bonaerense de San Nicolás de los festejos y misas en conmemoración de la aparición de la llamada Virgen del Rosario, evento del cual se cumplieron 28 años.


El sacerdote Carlos Pérez, rector del santuario, estimó en declaraciones a la agencia DyN que "alrededor de 600 mil devotos" pasaron por el templo todavía sin terminar, y participaron de la procesión con la imagen mariana y de la misa central presidida por el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Cardelli. En tanto, un jefe policial dijo a la prensa que fueron "cerca de 800 mil" los peregrinos que le rindieron homenaje a la Virgen.


Las ceremonias religiosas bajo el lema "Ahí tienes a tu Madre" se llevaron a cabo en el campito de la Virgen donde, según las revelaciones a Gladys Quiroga de Motta, quiso que se construyera el santuario.


A las 14.58, la imagen de la Virgen con el Niño Jesús, coronada hace dos años, salió del templo en medio de una lluvia de pétalos de rosas, mientras los asistentes acompañaban su paso con aplausos, exhibían pancartas con su procedencia y agitaban pañuelos y banderines celestes, blancos y rosados.


La imagen mariana, junto a otra de San Nicolás de Bari, patrono local, ingresó por un pasillo abierto entre la gente hasta el campito, donde el obispo presidió la misa. Previo a la celebración eucarística, la multitud improvisó el Feliz Cumpleaños a la Virgen.


En la homilía, monseñor Cardelli vinculó su mensaje con el posible debate sobre la despenalización del aborto, al asegurar que "el valor supremo de la vida humana es hacer la voluntad de Dios".


"Hoy, 25 de setiembre, hemos venido a este bendito lugar elegido por María. Las motivaciones que nos trajeron hasta aquí pueden ser variadas, cada uno conoce las de su corazón", destacó.


Si bien varios grupos de feligreses arribaron entre la noche del viernes y ayer a San Nicolás, las celebraciones formales comenzaron esta medianoche con el saludo a la Virgen y un show de fuegos artificiales.


Luego, el obispo local, Héctor Sabatino Cardelli, presidió una misa y gran cantidad de los peregrinos pasó la noche en el templo en el marco de una jornada de oración.


En ese marco, Cardelli se dirigió a los jóvenes, instándolos a ser felices, "hacer el bien y gestar la paz" y a "invertir la vida en algo que valga la pena", no sólo "en el placer, el poder y la riqueza material".


El gobernador bonaerense Daniel Scioli participó de los festejos y destacó que la aparición mariana inspira "fe y esperanza a todos sus hijos".


Según estudiosos del Vaticano, la Virgen se habría manifestado por primera vez en San Nicolás el 25 de setiembre de 1983 ante Gladys Quiroga de Motta, que en la actualidad tiene 74 años.


De condición humilde, la mujer sigue viviendo en esa misma casa, a 50 metros del lugar donde hoy se encuentra el Santuario. "Haced valer mis derechos", le habría manifestado la Virgen a Quiroga de Motta, y, a partir de ese momento, se produjeron numerosos mensajes y contactos, según ese testimonio.


Si bien la postura de la Iglesia católica y del Obispado local fue de cautela respecto del denominado "Milagro de San Nicolás", éste despertó una devoción fuerte y crecimiento constante, que incluso es vista con agrado por la alta jerarquía eclesiástica.

Vida Sobrenatural - San Josemaría Escrivá de Balaguer


279.- La gente tiene una visión plana, pegada a la tierra, de dos dimensiones. -Cuando vivas vida sobrenatural obtendrás de Dios la tercera dimensión: la altura, y, con ella, el relieve, el peso y el volumen.

280.- Si pierdes el sentido sobrenatural de tu vida, tu caridad será filantropía; tu pureza, decencia; tu mortificación, simpleza; tu disciplina, látigo, y todas tus obras, estériles.

281.- El silencio es como el portero de la vida interior.

282.- Paradoja: es más asequible ser santo que sabio, pero es más fácil ser sabio que santo.

283.- Distraerte. -¡Necesitas distraerte!..., abriendo mucho tus ojos para que entren bien las imágenes de las cosas, o cerrándolos casi, por exigencias de tu miopía...

¡Ciérralos del todo!: ten vida interior, y verás, con color y relieve insospechados, las maravillas de un mundo mejor, de un mundo nuevo: y tratarás a Dios..., y conocerás tu miseria..., y te endiosarás... con un endiosamiento que, al acercarte a tu Padre, te hará más hermano de tus hermanos los hombres.

284.- Aspiración: Que sea yo bueno, y todos los demás mejores que yo.

285.- La conversión es cosa de un instante. -La santificación es obra de toda la vida.

286.- Nada hay mejor en el mundo que estar en gracia de Dios.

287.- Pureza de intención. -La tendrás siempre, si, siempre y en todo, sólo buscas agradar a Dios.

288.- Métete en las llagas de Cristo Crucificado. -Allí aprenderás a guardar tus sentidos, tendrás vida interior, y ofrecerás al Padre de continuo los dolores del Señor y los de María, para pagar por tus deudas y por todas las deudas de los hombres.

289.- Tu impaciencia santa, por servirle, no desagrada a Dios. -Pero será estéril si no va acompañada de un efectivo mejoramiento en tu conducta diaria.

290.- Rectificar. -Cada día un poco. -Esta es tu labor constante si de veras quieres hacerte santo.

291.- Tienes obligación de santificarte. -Tú también. -¿Quién piensa que ésta es labor exclusiva de sacerdotes y religiosos?

A todos, sin excepción, dijo el Señor: "Sed perfectos, como mi Padre Celestial es perfecto".

292.- Precisamente tu vida interior debe ser eso: comenzar... y recomenzar.

293.- En la vida interior, ¿has considerado despacio la hermosura de "servir" con voluntariedad actual?

294.- No se veían las plantas cubiertas por la nieve. -Y comentó, gozoso, el labriego dueño del campo: "ahora crecen para adentro."

-Pensé en ti: en tu forzosa inactividad... -Dime: ¿creces también para adentro?

295.- Si no eres señor de ti mismo, aunque seas poderoso, me causa pena y risa tu señorío.

296.- Es duro leer, en los Santos Evangelios, la pregunta de Pilato: "¿A quién queréis que os suelte, a Barrabás o a Jesús, que se llama Cristo?" -Es más penoso oír la respuesta: "¡A Barrabás!"

Y más terrible todavía darme cuenta de que ¡muchas veces!, al apartarme del camino, he dicho también "¡a Barrabás!", y he añadido "¿a Cristo?... 'Crucifige eum!' -¡Crucifícalo!"

297.- Todo eso, que te preocupa de momento, importa más o menos. -Lo que importa absolutamente es que seas feliz, que te salves.

298.- ¡Luces nuevas! -¡Qué alegría tienes por que el Señor te hizo descubrir otro Mediterráneo!

-Aprovecha esos instantes: es la hora de romper a cantar un himno de acción de gracias: y es también la hora de desempolvar rincones de tu alma, de dejar alguna rutina, de obrar más sobrenaturalmente, de evitar un posible escándalo en el prójimo...

-En una palabra: que tu agradecimiento se manifieste en un propósito concreto.

299.- Cristo ha muerto por ti. -Tú... ¿qué debes hacer por Cristo?

300.- Tu experiencia personal -ese desabrimiento, esa inquietud, esa amargura te hace vivir la verdad de aquellas palabras de Jesús: ¡nadie puede servir a dos señores!



Pensamientos, citas y frases célebres de San Josemaría Escrivá de Balaguer (1902-1975) Sacerdote. Fundador del Opus Dei. Fuente: "Camino"

Evangelio del día 26 de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 9,46-50. Lunes de la XXVI Semana del Tiempo Ordinario


Entonces se les ocurrió preguntarse quién sería el más grande.
Pero Jesús, conociendo sus pensamientos, tomó a un niño y acercándolo, les dijo: "El que recibe a este niño en mi Nombre, me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe a aquel que me envió; porque el más pequeño de ustedes, ese es el más grande".
Juan, dirigiéndose a Jesús, le dijo: "Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre y tratamos de impedírselo, porque no es de los nuestros".
Pero Jesús le dijo: "No se lo impidan, porque el que no está contra ustedes, está con ustedes".


Comentario:


Jesús nos ofrece otro camino. Dejar de pretender ser los más fuertes y de querer estar al centro para sentiros seguros. Reconocer que en el reino los más pequeños, los niños en este Evangelio, son los más importantes. No marquéis fronteras, no estéis asustados frente a los extraños. Todos somos hermanos. Todos formamos un único pueblo. Ahí, en la relación, en la fraternidad, en los brazos abiertos, se encuentra la verdadera posibilidad, la única, de superar el temor ancestral, el miedo que nos termina llevando a la violencia fratricida.

Santos Cosme y Damián, mártires - 26 de Septiembre



Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

domingo, 25 de septiembre de 2011

"En Tí Madre Renovamos la Vida" Celebración 28º Aniversario del Acontecimiento Mariano de San Nicolás


"Ahí Tienes a Tu Madre" (Jn, 19-25)

Con María al renovar la vida sigamos construyendo el Reino de Dios

00:00 hs.

Saludo a la Virgen, repique de campanas, fuegos artificiales.

Santa Misa presidida por el Obispo de San Nicolás de los Arroyos, Monseñor Héctor S. Cardelli.


02:00 a 05:00 hs


Noche de oración en el Templo (sector cúpula)

Horarios de misa:

00:00, 5, 6, 7, 8, 9, 12, 19, 20, 21 hs.

Adoración a Ssmo. Sacramento en El Campito: 14 hs.

15:00 hs

Procesión y misa presidida por Monseñor Héctor S. Cardelli.

Evangelio del día 25de septiembre de 2011


Evangelio según San Mateo 21,28-32. Domingo del Tiempo Ordinario A


"¿Qué les parece? Un hombre tenía dos hijos y, dirigiéndose al primero, le dijo: 'Hijo, quiero que hoy vayas a trabajar a mi viña'.
El respondió: 'No quiero'. Pero después se arrepintió y fue.
Dirigiéndose al segundo, le dijo lo mismo y este le respondió: 'Voy, Señor', pero no fue.
¿Cuál de los dos cumplió la voluntad de su padre?". "El primero", le respondieron. Jesús les dijo: "Les aseguro que los publicanos y las prostitutas llegan antes que ustedes al Reino de Dios.
En efecto, Juan vino a ustedes por el camino de la justicia y no creyeron en él; en cambio, los publicanos y las prostitutas creyeron en él. Pero ustedes, ni siquiera al ver este ejemplo, se han arrepentido ni han creído en él.


Comentario:


Obedientes al Padre, siguiendo al Hijo - Santa Teresa Benedicta de la Cruz



"¡Qué se haga tu voluntad!" (Mt 6,10) En esto ha consistido, toda la vida del Salvador. Vino al mundo para cumplir la voluntad del Padre, no sólo con el fin de expiar el pecado de desobediencia por su obediencia (Rm 5,19), sino también para reconducir a los hombres hacia su vocación en el camino de la obediencia.
No se da a la voluntad de los seres creados, ser libre por ser dueño de sí mismo. Está llamada a ponerse de acuerdo con la voluntad de Dios. Si acepta por libre sumisión, entonces se le ofrece también participar libremente en la culminación de la creación. Si se niega, la criatura libre pierde su libertad. La voluntad del hombre todavía tiene libre albedrío, pero se deja seducir por las cosas de este mundo que le atraen y poseen en una dirección que la aleja de la plenitud de su naturaleza, como Dios manda y que han abolido la meta que se ha fijado en su libertad original. Además de la libertad original, pierde la seguridad de su resolución. Se vuelve cambiante e indecisa, desgarrada por las dudas y los escrúpulos, o endurecida en su error.
Frente a esto, no hay otro remedio que el camino de seguir a Cristo, el Hijo del hombre, que no sólo obedecía directamente al Padre del cielo, sino que se sometió también a los hombres que representaban la voluntad del Padre. La obediencia tal como Dios quería, nos libera de la esclavitud que nos causan las cosas creadas y nos devuelve a la libertad. Así también el camino hacia la pureza de corazón.



Santa Teresa Benedicta de la Cruz, Edith Stein, (1891-1942), carmelita descalza, filósofa, mártir, co-patrona de Europa Meditación para la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

San Cleofás - 25 de septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Unos 200.000 fieles celebrarán este domingo en la localidad bonaerense de San Nicolás, el 28vo aniversario de la aparición de la Virgen del Rosario


Unos 200.000 fieles celebrarán este domingo en la localidad bonaerense de San Nicolás, el 28vo aniversario de la aparición de la Virgen del Rosario, manifestación que tuvo lugar por primera vez el 25 de septiembre de 1983.

Un contingente, venido en procesión desde Rosario e integrado por unas 50.000 personas, arribó el domingo pasado a pie a San Nicolás para venerarla y participar en la misa celebrada al aire libre por el arzobispo de Rosario, monseñor José Luis Mollaghan, como anticipo de la celebración.
Bajo el lema "María, Madre Nuestra: Quienes amamos la vida peregrinamos hacia ti", los fieles rosarinos marcharon a pie 65 kilómetros en un día y medio, haciendo cuatro postas de descanso en Pueblo Esther, Arroyo Seco, Pavón y Villa Constitución, antes de arribar a San Nicolás; en tanto, la peregrinación desde Buenos Aires, comenzará este sábado.

Considerado por sus fieles como un "milagro moderno", durante siete años hubo apariciones de la Virgen en San Nicolás, desde 1983 hasta 1990.

Por aquellos tiempos, en varias casas de la zona comenzaron a surgir testimonios de iluminación repentinamente de rosarios de madera que tenían las familias colgados en sus casas, lo que causó asombro y alboroto de los lugareños.

Una de esas vecinas, Gladys Quiroga de Motta, entendió que eso podía ser una señal y desde un primer momento, se puso a rezarle.

La primera aparición data del 25 de septiembre de 1983; la segunda, el 28; y la tercera, el 7 de octubre, día en que Motta, completamente intrigada, se atrevió a preguntarle qué quería. La mujer contó luego que la Virgen no le contestó, pero que en cambio ella recibió la visión de una capilla.

Motta concurrió el 12 de octubre a la iglesia y le contó al sacerdote Carlos Pérez lo que le sucedía. El cura le recomendó que de momento no se lo comentara a nadie porque, "pueblo chico infierno grande", corría el riesgo de que la tomaran por loca. "A lo mejor las apariciones cesan", la reconfortó.

Pero al día siguiente no sólo no cesaron, sino que la Virgen comenzó a hablarle. Y dos días más tarde, le insistió: "Soy patrona de esta región. Haz valer mis derechos".
Mujer con poca formación escolar, apenas de cuarto grado, y sin conocimiento de las Escrituras, llamaba la atención que Motta recordara con exactitud las citas bíblicas que la Virgen le hacía en sus apariciones.

Esto llevó al obispo diocesano de entonces, monseñor Antonio Rossi, a recibirla y a pedirle que le describiera la apariencia de la Virgen: "No coincide con ninguna de las imágenes de la iglesia", le contestó la mujer.

El 19 de noviembre, en otra aparición, la Virgen le dijo a Motta: "Eres puente de unión. Predica mi palabra"; y el 24, un rayo de luz señaló el emplazamiento del futuro templo. "No estoy donde debo estar. Quiero estar en la ribera del Paraná", le escuchó decir.

El 27 de noviembre Motta volvió a la iglesia y el cura la llevó al campanario, porque recordó que allí yacía depositada desde hacía años una imagen antigua y muy deteriorada de la Virgen del Rosario, para ver si se parecía a la que ella veía. Y así fue.

"Esta es la imagen, es ella", dijo emocionada la mujer. Y recién ahí ambos comprendieron el porqué de aquel primer reclamo: "Soy patrona de esta región. Haz valer mis derechos".

Es que esa imagen deteriorada y arrumbada en el campanario había sido una donación hecha por el Vaticano y bendecida por el papa León XII, cuando en 1884 fue inaugurado el templo parroquial de San Nicolás de Bari. El regalo fue hecho en función de que la Virgen del Rosario había sido elegida cien años antes como Primera Patrona del Curato de los Arroyos.

En noviembre de 1984, el nuevo obispo de San Nicolás, monseñor Domingo Salvador Castagna, le elevó la cuestión al papa Juan Pablo II y para abril de 1985 se nombró una comisión de estudios para que diera su veredicto, que fue positivo.

Ante esto, la imagen de la Virgen del Rosario fue rápidamente restaurada; el Municipio de San Nicolás donó un terreno, denominado El Campito, para levantar el santuario; y el 25 de febrero de 1986 se realizó allí la primera peregrinación y la primera misa, presidida por el vicario general monseñor Roberto Mancuso.

Años más tarde, Motta dijo haber soñado varias veces con un manantial cercano al templo. En el último de esos sueños, vio a la Virgen diciéndole "guijon, guijon", que en hebreo significa "torrente que brota".

En 1990 se perforó el lugar señalado por la mujer y a 45 metros de profundidad surgió agua cristalina.

El 25 de julio de 1991 se comenzó a entregar a los peregrinos agua del santuario, y según se cuenta, esto le ha servido a mucha gente para experimentar curaciones milagrosas.

Fiestas patronales de la Virgen de las Mercedes en Argentina


Hoy sábado 24 de septiembre, las ciudades de Villa Mercedes, de San Luis; Mercedes, de Corrientes; Mercedes, de Buenos Aires, Chascomús y San Miguel de Tucumán, entre otras, celebrarán la fiesta patronal en honor de Nuestra Señora de la Merced o de las Mercedes.

Esta advocación, que cuenta con más de 80 parroquias erigidas en su honor en la Argentina, fue proclamada Generala del Ejército Argentino por el general Manuel Belgrano, quien además le hizo entrega de su propio bastón de mando después de la batalla de Tucumán, cuya victoria, que ocurrió en esta misma fecha, atribuyó a su protección.

San Miguel de Tucumán

El sábado 24, la arquidiócesis de Tucumán festejará la fiesta de su patrona, que tendrá el lema: “María, acércanos a Jesús en el hermano”. Se celebrarán misas a las 0.30, 6, 7, 8 y 9 que tendrán lugar en la basílica Nuestra Señora de la Merced (24 de septiembre 253, San Miguel de Tucumán).

A las 11 se celebrará la misa solemne con las autoridades locales, y a continuación la imagen de la Virgen saldrá en procesión hasta el colegio Sagrado Corazón de Jesús de las Hermanas Esclavas (Alberdi 509). A las 16 se realizará el acto cívico-militar en la plaza Belgrano, y luego se hará la procesión con la imagen de la Virgen por las calles Alberdi y 24 de septiembre hasta la catedral Nuestra Señora de la Encarnación (24 de septiembre 420). A las 19, el flamante arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, presidirá la misa solemne. Más información: teléfono (0381) 4215965

Villa Mercedes

La fiesta patronal será el sábado 24 de septiembre en la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes (Pedernera 264, Villa Mercedes- San Luis). A las 16.30 comenzará la procesión desde la Plaza Sesquicentenario y a las 17.30, el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez, presidirá la misa en la parroquia. Más información: teléfono (02657) 433991

Mercedes

Con el lema “Con María de las Mercedes Jesús nos dice: vayan y comuniquen mi vida” se desarrollará la fiesta patronal en honor de Nuestra Señora de las Mercedes, patrona de la ciudad de Goya, ubicada en el centro de la provincia de Corrientes.

El 24 de septiembre, a la hora cero se rezará a Nuestra Madre. A las 10 llegarán los peregrinos de la zona rural y posteriormente el arzobispo de Resistencia, monseñor Fabriciano Sigampa, presidirá la misa.

A las 11.30 se homenajeará a la Virgen de las Mercedes como “Generala del Ejército” con la participación de jinetes. La ceremonia central comenzará a las 18 con la solemne procesión y luego la celebración eucarística presidida por el obispo de Goya, monseñor Ricardo Oscar Faifer. Más información: teléfono (03773) 420122

Mercedes- Luján

La arquidiócesis de Mercedes-Luján y la ciudad de Mercedes celebrarán la fiesta de su patrona con una serie de actividades que organizó la catedral Nuestra Señora de las Mercedes, llamando a los fieles a ser parte activa, junto con toda la comunidad, del Año de la Vida.

Con el lema: “María Madre, ayúdanos a cuidar la Vida”, el sábado 24 de septiembre, solemnidad de Nuestra Señora de las Mercedes, a las 15 comenzará una hora santa en la parroquia San José Obrero (calle 29, Nº 1162 – Mercedes) y a partir de las 16 saldrá la procesión con la imagen de la patrona hasta la catedral Nuestra Señora de las Mercedes (calle 22, Nº 674 – Mercedes), donde monseñor Agustín Radrizzani, arzobispo de Mercedes-Luján presidirá la misa que será concelebrada por sacerdotes de la ciudad. Más información: correo electrónico arzomerce.informacion@gmail.com


Salta

El sábado 24 de septiembre, solemnidad de Nuestra Señora de la Merced, la parroquia San Juan Bautista de La Merced (Caseros 857, Salta) celebrará la fiesta patronal con el lema: “Madre de la Merced acompáñanos a celebrar la vida”. A las 7, la imagen de la Señora de la Merced visitará al Ejército y a las 8 se celebrará una misa en el campo histórico de la Cruz. A las 9.30 se celebrará una misa y se rezará la novena, de la que participarán los residentes tucumanos en Salta. A las 18 comenzará la procesión por las calles de la parroquia y a las 19.30 se consagrará a los que llevan el nombre Mercedes en la misa central de acción de gracias.

Buenos Aires

Con el lema: “Madre, queremos cautivar al barrio con Jesús”, la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes (Echeverría 1371, Buenos Aires) celebrará su fiesta patronal el sábado 24. A las 17.30 comenzará la procesión por el barrio, que partirá desde la avenida Ernesto Tornquist, entre el lago de Regatas y el Club de Golf. A las 18.30, el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Enrique Eguía Seguí presidirá la misa central. Más información: página web www.nsmercedes.com.ar
Por otro lado, la basílica Nuestra Señora de los Buenos Aires (avenida Gaona 1730, Caballito), perteneciente a la Orden de los mercedarios, celebrará la cercanía del centenario de la parroquia junto con la fiesta de la Madre de la Merced. Los festejos del 24 de septiembre comenzarán a la 10 con el izamiento de la bandera, y a las 18 se iniciará la procesión en honor a Nuestra Señora de la Merced que recorrerá las calles: avenida Gaona, Paysandú, Arengreen, Espinosa y Gaona. A las 19 se celebrará la misa central y a las 20 se realizará un concierto del Coral Flores banda sinfónica de la Gendarmería Nacional Argentina.

Chascomús

La diócesis de Chascomús celebrará su fiesta patronal, mañana 24 de septiembre, solemnidad de Nuestra Señora de la Merced. A las 18 comenzará la procesión desde la catedral Nuestra Señora de la Merced (Lavalle 281, Chascomús) que recorrerá las calles de la ciudad. A continuación, el obispo diocesano, monseñor Carlos Humberto Malfa, presidirá la misa central, que contará con la presencia de religiosas, seminaristas y fieles provenientes de todos los rincones de la diócesis.

Evangelio del día 24 de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 9,43b-45. Sábado de la XXV Semana del Tiempo Ordinario


Todos estaban maravillados de la grandeza de Dios. Mientras todos se admiraban por las cosas que hacía, Jesús dijo a sus discípulos:
"Escuchen bien esto que les digo: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres".
Pero ellos no entendían estas palabras: su sentido les estaba velado de manera que no podían comprenderlas, y temían interrogar a Jesús acerca de esto.


Comentario: «Los discípulos no comprendían sus palabras" - San Pedro Crisólogo




Escuchad lo que pide el Señor: "Reconoced en mí vuestro cuerpo, vuestros miembros, vísceras, huesos y sangre» (cf. Lc 24,39). Y si lo que pertenece a Dios os causa temor, ¿será que no os gusta lo que es vuestro? ... Tal vez, la enormidad de mi Pasión, de la que sois los autores, ¿os causa vergüenza? No tengáis miedo. Esta cruz no fue mortal para mí, sino para la muerte. Estos clavos no me penetran de dolores, sino de un amor más profundo hacia vosotros. Estas heridas no causan mis gemidos, sino que os permiten entrar más hondo en mi corazón. El acuartelamiento de mi cuerpo os abre los brazos, no aumenta mi tormento. Mi sangre no se ha perdido para mí, ha sido vertida para vuestro rescate (Marcos 10; 45).
"Venid, pues, volved a mí y reconoced a vuestro Padre, al ver que os da bien a cambio de mal, amor a cambio de ultrajes y mucha caridad a cambio de grandes heridas. Empuña la espada del Espíritu (Ef 6,17) haz de tu corazón un altar. Y así presenta tu cuerpo a Dios; ofréceselo, sin miedo en sacrificio."


San Pedro Crisólogo (v. 406-450), obispo de Rávena, doctor de la Iglesia

Nuestra Señora de la Merced - 24 de septiembre


Para conocer la historia de esta festividad mariana Clickear la imagen.

viernes, 23 de septiembre de 2011

San Pío de Pietrelcina y la noche oscura


La idea de la noche oscura, o alta noche del espíritu, nace en la mística cristiana y remonta, de modo particular, a Gregorio de Nissa, aunque es Juan de la Cruz, que le otorga un valor primario por la vida espiritual y por la experiencia mística.


Por Donato Calabrese

La noche oscura o Noche del espíritu, es una experiencia desoladora y mientras tanto privilegiada por la vida misma del alma, en la que Dios purifica y renueva, dejando “el intelecto en las tinieblas, la voluntad en la aridez, la memoria sin recuerdos y los cariños inmersos en el dolor y en la angustia”.

Efectivamente, “el alma no puede adherirse a Dios a través de una unión trasformante o boda espiritual hasta cuando no se purifica de todas sus miserias y debilidades”.

En esta Noche espiritual Dios dona de vez en vez un poco de alivio; pero el alma volverá enseguida a sentirse inmersa en las tinieblas, hasta cuando no entre en la última fase de la vida de perfección que es la unión trasformante.

Las primeras señales, si así podemos llamarle, de la que Padre Pio llama la noche del alma, remontan al año anterior, y precisamente en la carta escrita a padre a Benedetto de san Marco en Lamis, dónde puntea, a tintes hoscos, el estado íntimo de su espíritu y los efectos de la oscuridad desoladora en la que sabia afanosamente la “lejanía” de Dios. Una tal situación provoca un dúplice efecto en su íntimo: el pensamiento que la misma alma haya sido infiel con su Dios y la cognición que el amor misericordioso de Jesús no deja de hacerse sentir en su corazón agitado, aunque él percibe intensamente la oscura noche del espíritu, por la que no filtra tampoco un rayo de luz divina.

Es la “noche oscura”. Hasta ahora el alma ha vivido alegrándose consuelos divinos y dejándose mecer del amor de Dios. Ahora, en cambio, las alegrías y los consuelos desaparecen completamente, y se encuentra hundida en la oscuridad más oscura de la fe, con un tormento que Padre Pio reputa parecido a las as almas que han perdido para siempre el Dios.

La idea de la noche oscura, o alta noche del espíritu, nace en la mística cristiana y remonta, de modo particular, a Gregorio de Nissa, aunque es Juan de la Cruz, que le otorga un valor primario por la vida espiritual y por la experiencia mística.
La “noche oscura” no debe ser interpretada sólo en sentido negativo, a causa del aridez espiritual que vive el alma, pero también como tiempo privilegiado en que la misma es purificada y transformada por el amor, uniéndose a Dios, como se entreve admirablemente en estas versículas poéticas de Juan de la Cruz, el que la Iglesia Católica honra del título de Doctor Mysticus: “¡Oh noche que me guiaste!, ¡oh noche amable más que el alborada!, ¡oh noche que juntaste amado con amada, amada en el amado transformada.

La "Noche" "consiste en una prolongada y profunda purificación de las facultades o potencias del alma: intelecto, memoria y voluntad. En este estado Bien la Cumbre purifica la sustancia del alma como el oro purifica en el crisol, haciendo experimentarlas el vacío interior, para llenarla de si. Soy la fe, la esperanza y la caridad, que tienen por sede el intelecto, la memoria y la voluntad, a purificar concretamente estas facultades del alma, por luego disponerla a la unión con Dios.

La luz de la contemplación infusa y la oscuridad de las mismas imperfecciones conducen el alma a un profundo tormento de amor, ya que percibe sus límites naturales que las impiden ser unidale a Dios. Eso aún más empuja el alma a desear el amor de perfección que todo lava y purifica. Atravesando tal noche, el alma se pone resplandeciente como ocurre por la madera que, a contacto con el fuego, se transforma, primera perdiendo su humedad, luego secándose hasta a arder de luz nueva”.

La Noche del espíritu no es, por lo tanto, una simple abstracción, pero pertenece a la vida cristiana y de modo particular a la experiencia sumamente espiritual. Como los escaladores de las cumbres alpinas, las almas místicas se encaraman sobre las cumbres del espíritu, a la búsqueda anhelante de aquel Dios que llama a la alegría y a la comunión, donando la ternura, el amor y el consuelo de su presencia; luego la purifíca en la “Noche oscura”. No al azar, Juan de la Cruz utiliza las mismases estrofas citadas antes, en otra suyo obra que evoca la escalada de un monte: La Subida del monte Carmelo.

En describirle a padre a Benedetto la alta noche del espíritu, Padre Pio afirma que, salida “el alma de esta prueba de fuego, se hace siempre aliviada principalmente por los vestidos del hombre viejo”.

Padre Pio está solo. Sólo e inmerso en la desolación más desgarradora, continuando a querer creer y querer aquel mismo Dios que parece negarse de contestar a sus extenuantes invocaciones. No deja de creer y querer, “esperando” contra cada esperanza. Sin embargo, también en él están realizándolas lentamente admirables estrofas poéticas de Juan del Cruz: "¡oh noche que juntaste amado con amada, amada en el amado transformada!”.

La noche oscura del alma es el último de un largo camino de purificación que Padre Pío vive en Pietrelcina.
Durante la misión del Gargano, la noche oscura noche dará paso a otra prueba que lo acompañará durante casi toda su vida.

Novena a Santa Tecla, mártir


Modo de Rezarla:

· Hacemos la señal de la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
· Pedimos perdón a nuestro Padre Dios, y expresamos la intención de esta novena.
· De una Biblia o Nuevo Testamento, leemos el evangelio de la oración de Jesús en el Monte de los Olivos (Lc 22, 39-46).

Rezamos los misterios dolorosos:

· La Oración de Jesús en el Huerto.
· Los azotes de Jesús atado a la columna.
· La Coronación de Espinas.
· Jesús carga con la Cruz.
· Crucifixión y Muerte de Jesús.
· Finalizamos con la Oración Santa Tecla.


DÍA PRIMERO

Santa Tecla, míranos con bondad y alcánzanos de Dios Padre imitar tus ejemplos. Que nosotros podamos huir siempre del pecado y ser templos vivos del Espíritu Santo.

DÍA SEGUNDO

Santa Tecla, tú que naciste nuevamente al escuchar el testimonio de los apóstoles San Pablo y San Bernabé y fuiste ejemplo de cristiana; alcánzanos de la Providencia divina, un trabajo digno que haga posible el crecimiento humano y cristiano de las familias de nuestra Patria.

DÍA TERCERO

Santa Tecla, tu que fuiste llamada protomártir semejante a los apóstoles, por tu intercesión alcanza a la Iglesia muchos y santos religiosos y religiosas, que sean signo de santidad en medio del pueblo de Dios.

DÍA CUARTO

Santa Tecla, que consagraste tu vida sin pestañear, sin comer, sin moverse un instante atenta a la Palabra de Dios; alcánzanos a todos los miembros de la Iglesia, la gracia de poder vivir en continua conversión.

DÍA QUINTO

Santa Tecla, cuya vida fue marcada por el sufrimiento y las tentaciones; alcánzanos de Dios la gracia de aceptar nuestras cruces con espíritu reparador y sean para nosotros fuente de purificación y de apostolado.

DÍA SEXTO

Santa Tecla, que aceptaste con amor tu vocación reparadora, ofreciéndote como victima con Cristo por los males del mundo; alcánzanos la gracia de hacer de nuestra vida una ofrenda permanente y agradable a Dios.

DÍA SÉPTIMO

Santa Tecla, que rebosante de alegría, y sentada a los pies del santo prisionero Pablo, apóstol de Nuestro Señor, escuchabas horas y horas las grandezas del Señor; alcánzanos de Dios la gracia de realizar en nuestra vida las palabras de Jesús: “Hay que orar siempre y no desfallecer nunca” .

DÍA OCTAVO

Santa Tecla, tú practicaste en forma heroica las palabras de Jesús: “Ámense unos a otros como yo los he amado” , haciendo así presente a Dios en medio de los hombres; alcánzanos el don de servir a nuestros hermanos más necesitados con cariño y desinterés evangélico.

DÍA NOVENO

Santa Tecla, que fuiste salva milagrosamente, huiste en busca del hombre que te había enseñado la ciencia de la vida, e iluminada por la promesa de las bienaventuranzas, recorriste el mundo presa de una embriaguez divina. Ruega porque seamos dignos de seguir los pasos del Altísimo.

Oración

Dios Todopoderoso,
concédenos la fortaleza en la adversidad
que le concediste a santa Tecla,
para que podamos ser testigos
en medio de un mundo descreído
y alejado de Ti.
Por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Amén.

Evangelio del día 23 de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 9,18-22. Viernes de la XXV Semana del Tiempo Ordinario


Un día en que Jesús oraba a solas y sus discípulos estaban con él, les preguntó: "¿Quién dice la gente que soy yo?".
Ellos le respondieron: "Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, alguno de los antiguos profetas que ha resucitado".
"Pero ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy yo?". Pedro, tomando la palabra, respondió: "Tú eres el Mesías de Dios".
Y él les ordenó terminantemente que no lo dijeran a nadie.
"El Hijo del hombre, les dijo, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser condenado a muerte y resucitar al tercer día".



Comentario:



«¿Quién soy yo, para vosotros?» - Beata Teresa de Calcuta





¿Quién es Jesús para mí?
Para mí, Jesús es
El Verbo hecho carne. (Jn 1,14).
El Pan de la vida. (Jn 6,35).
La víctima sacrificada en la cruz por nuestros pecados. (1Jn 4,19).
El Sacrificio ofrecido en la Santa Misa por los pecados del mundo y por los míos propios. (Jn 1,29).
La Palabra, para ser dicha. (Jn 14,6)
La Verdad, para ser proclamada.
El Camino, para ser recorrido. (Jn 14,6)
La luz, para ser encendida. (Jn 8,12)
La Vida, para ser vivida.
El Amor, para ser amado.
La Alegría, para ser compartida.
El sacrificio, para ser dados a otros.
El Pan de Vida, para que sea mi sustento.
El Hambriento, para ser alimentado. (Mt 25,35)
El Sediento, para ser saciado.
El Desnudo, para ser vestido.
El Desamparado, para ser recogido.
El Enfermo, para ser curado.
El Solitario, para ser amado.
El Indeseado, para ser querido.
El Leproso, para lavar sus heridas.
El Mendigo, para darle una sonrisa.
El Alcoholizado, para escucharlo.
El Deficiente Mental, para protegerlo.
El Pequeñín, para abrazarlo.
El Ciego, para guiarlo.
El Mudo, para hablar por él.
El Tullido, para caminar con él.
El Drogadicto, para ser comprendido en amistad.
La Prostituta, para alejarla del peligro y ser su amiga.
El Preso, para ser visitado.
El Anciano, para ser atendido.
Para mí, Jesús es mi Dios.
Jesús es mi Esposo.
Jesús es mi Vida.
Jesús es mi único amor.
Jesús es mi Todo.


Beata Teresa de Calcuta (1910-1997), fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad Jesús, la palabra para ser hablada, cp. 12

San Pío de Pietrelcina - 23 de septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

Santa Tecla, mártir - 23 de septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Letanía para alcanzar la paciencia en las aflicciones




-Cuando juzguéis oportuno someterme a la prueba de la tribulación,
-Cuando me vea agobiado por todas partes de apuros y contrariedades,
-Cuando me falte lo que más necesito,
-Cuando tenga que sufrir las inclemencias del tiempo, el rigor de las estaciones,
-Cuando sienta arder en mis miembros el fuego de la fiebre,
-Cuando me vea sumido en la enfermedad,
-Cuando deseare en vano para mis ojos desvelados un sueño reparador,
-Cuando el mal seque y consuma lentamente mi carne y mis huesos,
-Cuando vengan a llamar a mi puerta las aflicciones de cualquier clase que sean,
-Cuando interiores desolaciones tengan oscurecido y como anublado mi espíritu,
-Cuando me vea en peligro de ser vencido por la tentación,
-Cuando me vea precisado a reprimir la vivacidad de mi carácter,
-Cuando por excesivo abatimiento se me haga enojosa la vida,
-Cuando me vea hecho carga pesada para mi mismo y para los demás,
-Cuando no halle en torno de mí más que motivos de tristeza,
-Cuando me sienta impotente para todo bien,
-Cuando a pesar de mis esfuerzos, vuelva a caer en las mismas faltas,
-Cuando la sequedad interior parezca extinguir en mi todo fervoroso deseo,
-Cuando mil pensamientos importunos vengan a distraerme en la oración,
-Si permitís que sufra contradicciones,
-Si permitís que tenga que luchar con genios difíciles,
-Si permitís que me humillen,
-Si permitís que me contristen,
-Si permitís que me abandonen mis amigos,
-Si permitís que sea víctima de la injusticia.
-Si permitís que me persiga la calumnia,
-Si permitís que me vuelvan mal por bien,
-Si permitís que me hieran con insultantes palabras, Dadme paciencia, crucificado Señor.


ORACIÓN

¡Oh Dios mío, que habéis dispuesto se salven vuestros escogidos por medio de los sufrimientos y de la Cruz! Ayudadme a soportar los míos con el espíritu de paciencia y resignación de que nos ha dejado Vuestro unigénito Hijo Jesucristo tan grandes ejemplos, y haced que en todas nuestras aflicciones, ya del alma, ya del cuerpo, repitamos con fe y sumisión las tiernas palabras que os dirigió él en medio de su dolorosa agonía. Padre mío, no se haga mi voluntad, sino la vuestra!" Amen.

Evangelio del día 22 de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 9,7-9. Jueves de la XXV Semana del Tiempo Ordinario


El tetrarca Herodes se enteró de todo lo que pasaba, y estaba muy desconcertado porque algunos decían: "Es Juan, que ha resucitado".
Otros decían: "Es Elías, que se ha aparecido", y otros: "Es uno de los antiguos profetas que ha resucitado".
Pero Herodes decía: "A Juan lo hice decapitar. Entonces, ¿quién es este del que oigo decir semejantes cosas?". Y trataba de verlo.



Comentario: Herodes quería ver a Cristo - San Juan Damasceno


"Nunca nadie ha visto Dios." El Hijo único que se encuentra en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer" (Jn 1,18). Lo divino es inexplicable e incomprensible: "nadie conoce al Padre, excepto el Hijo o aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar" (Mt 11,27), y el Espíritu Santo conoce igualmente a Dios... Pero después de este primero y bendito conocimiento divino, nadie ha conocido a Dios sino aquellos a quien Dios mismo se revele...
Por tanto, Dios no nos dejó en la completa ignorancia, porque cada uno ha sembrado en sí, el conocimiento de que existe un Dios. La creación, por su cohesión y su dirección, proclama la magnificencia de la naturaleza divina (cf. Rm 1.20). A continuación, la Ley y los Profetas y su único Hijo, el Señor, "nuestro Dios y Salvador Jesucristo" (2P 1.1), han demostrado el conocimiento de Dios, de acuerdo a lo que podemos conseguir. Por eso todo lo que nos fue transmitido por la Ley y los Profetas, los Apóstoles y los Evangelistas, lo aceptamos, lo conocemos, aplicamos nuestra devoción y no buscamos más allá.
Dios es bueno; apela al bien... Como él lo sabe todo y lo que nos conviene a cada uno, nos revela lo que nos es útil de conocer y lo que podemos llevar. Debemos, por lo tanto, contentarnos con esto y permanecer en ello.




San Juan Damasceno (v. 675-749), monje, teólogo, doctor de la Iglesia La Fe ortodoxa, I, 1

Santo Tomás de Villanueva - 22 de septiembre



Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Argentina: Un millon de rosarios por la Patria


El sábado 24 de septiembre, los argentinos ofrecerán a Nuestra Señora de la Merced un millón de rosarios, para pedir por la Patria.

“El ofrecimiento se hará en los hogares y en familia, para que la Virgen Santísima mande un gobernante digno, capaz de llevar a nuestra querida Patria al destino de grandeza que merece”, explican los organizadores autoconvocados.

Invitan, además, a reenviar la información al menos a 20 amigos a fin de convencerlos de la importancia de la oración.

Asimismo, destacan “el ejemplo de Portugal, Austria, Brasil y otros países - por citar solamente ejemplos modernos- que se libraron de peligros humanamente irreversibles por medio del rezo del santo rosario”.

Recuerdan los dichos de Sor Lucía de Fátima, refiriendo palabras de Nuestra Señora: “No hay problema material ni espiritual que no pueda ser resuelto con el rezo fervoroso y confiado del Santo Rosario”.

La iniciativa también tiene su cuenta de Facebook: “Un millón de Rosarios por la Patria”.+

Evangelio del día 21 de septiembre de 2011


Evangelio según San Mateo 9,9-13. San Mateo, apóstol y evangelista - Fiesta


Al irse de allí, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: "Sígueme". El se levantó y lo siguió.
Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publicanos y pecadores, y se sentaron a comer con él y sus discípulos.
Al ver esto, los fariseos dijeron a los discípulos: "¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?".
Jesús, que había oído, respondió: "No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos.
Vayan y aprendan qué significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores".


Comentario:


«Id, vosotros también, a mi viña» (Mt 20,4) - SS Benedicto XVI



Es San Mateo, Apóstol y evangelista, cuya fiesta litúrgica celebramos hoy, quien narra la parábola del dueño de la vid que llama a los trabajadores a trabajar en su viña (20, 1 s). Me complace observar que Mateo, personalmente, ha experimentado esto. Antes de que Jesús le llamara, fue recaudador de impuestos y por lo tanto, fue considerado como un pecador, excluido de "la Viña del Señor". Pero todo cambia, cuando Jesús, pasando delante de la mesa de impuestos le dijo: "Sígueme". Mateo se levantó y le siguió. El recaudador de impuestos se convirtió inmediatamente en discípulo de Cristo. Fue el "último" y se convirtió el "primero" ( Mt 20.16), gracias a la lógica de Dios que-¡afortunadamente para nosotros! --es diferente a la del mundo. "Vuestros pensamientos no son mis pensamientos, dice el Señor por boca del profeta Isaías, y mis caminos no son vuestros caminos" (55,8).
San Pablo, también conoce la alegría de sentirse llamado por el señor a trabajar en su viña. Y ¡qué trabajo ha hecho! Pero como él mismo confiesa, es la gracia de Dios, la que ha actuado en él, esta gracia que ha transformado al perseguidor de la iglesia en el apóstol de las Naciones (1Co 15, 9-10).




SS Benedicto XVI Homilía (trad. El Obsservatore Romano)

San Mateo, Apóstol y Evangelista - 21 de septiembre




Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

martes, 20 de septiembre de 2011

Evangelio del día 20 de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 8,19-21. Martes de la XXV Semana del Tiempo Ordinario


Su madre y sus hermanos fueron a verlo, pero no pudieron acercarse a causa de la multitud. Entonces le anunciaron a Jesús: "Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren verte". Pero él les respondió: "Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la practican".


Comentario:


«Mi madre y mis hermanos, son los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen» - Isaac de la Estrella




«He buscado el descanso en todas las cosas", dice la Sabiduría de Dios; «y mi casa, dice a continuación, es la heredad del Señor» (Sab. 24,7). La heredad del Señor, en su totalidad es la Iglesia, especialmente es María, y es el alma de cada fiel en particular... El texto continúa: "entonces el creador del universo me habló y me encargó; el que me ha creado, me ha hecho fabricar mi tienda. Él me dice: ' instálate en Jacob '» (v. 8). Habiendo, en efecto, buscado en todo el reposo y no lo habiendo encontrado en ninguna parte, la sabiduría de Dios, su Verbo, en primer lugar reservado como herencia al pueblo judío, aquel que por Moisés ha "hablado y encargado "... Y aquel que por esta segunda creación, ha creado la sinagoga, la madre de la Iglesia, "ha reposado en su tienda», en la tienda de la Alianza. Ahora, en la Iglesia, descansa en el sacramento de su Cuerpo.
Y, como habiendo buscado, por así decirlo, entre todas las mujeres la que tenía que nacer, se ha elegido especialmente María, que después es llamada «bendita entre todas las mujeres" (Lc 1,28)... Cristo, que la había creado nueva Criatura (2Co 5,17), reposó en su seno.
De la misma manera, a cada alma fiel, predestinada a la salvación, esta sabiduría le «encarga y habla «, cuándo quiere y cómo desea. La hace sabia interiormente, a través de la inteligencia natural, por la que « ilumina todo hombre procedente de este mundo" (Jn 1,9) y por la inspiración de la gracia...; sea por la doctrina o por la creación (cf Rm 1,20)... Y la sabiduría de Dios, su Verbo, que crea y forma así esta alma «en Cristo Jesús para nuestros actos sean realmente buenos" (Ef. 2,10), acaba reposando en su conciencia.

Isaac de la Estrella (?-v. 1171), monje cisterciense
Sermón 51, 25-27; PL 194, 1862; SC 339

San Pedro de Arbués, Mártir - 20 de Septiembre

Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

lunes, 19 de septiembre de 2011

«Dios ha rescatado al hombre de la esclavitud del mal» - SS Benedicto XVI


El Papa Benedicto XVI rezó ayer el Ángelus desde Castelgandolfo ante los peregrinos que se congregaron para el rezo de la oración mariana. Discurso completo dirigido a todos los fieles:

¡Queridos hermanos y hermanas!

En la liturgia de hoy inicia la lectura de la Carta de San Pablo a los Filipenses, es decir, a los miembros de la comunidad que el Apóstol mismo fundó en la ciudad de Filipos, importante colonia romana en Macedonia, hoy en la Grecia septentrional. Pablo llegó a Filipos durante su segundo viaje misionero, proveniente de la costa de Anatolia y atravesando el mar Egeo. Fue esa la primera vez en la que el Evangelio llegó a Europa. Estamos en torno al año 50, por lo tanto, unos veinte años después de la muerte y resurrección de Jesús. Y sin embargo, en la Carta a los Filipenses, está contenido un himno a Cristo que ya presenta una síntesis completa de su misterio: encarnación, kenosis, o sea, humillación hasta la muerte de cruz, y glorificación. Este mismo misterio se ha hecho un todo con la vida del apóstol Pablo, que escribe esta carta mientras se encuentra en prisión, en espera de una sentencia de vida y de muerte. El afirma: “para mí la vida es Cristo, y la muerte, una ganancia” (Fil 1,21). Es un nuevo sentido de la vida, de la existencia humana que consiste en la comunión con Jesucristo viviente; no sólo con un personaje histórico, un maestro de sabiduría, un líder religioso, sino con un hombre en el que habita personalmente Dios. Su muerte y resurrección es la Buena Noticia que, partiendo de Jerusalén, esta destinada a alcanzar a todos los hombres y a todos los pueblos y a transformar desde el interior todas las culturas, abriéndolas a la verdad fundamental: Dios es amor, se ha hecho hombre en Jesús y con su sacrificio ha rescatado a la humanidad de la esclavitud del mal, donándole una esperanza confiable.

San Pablo era un hombre que resumía en sí mismo tres mundos: el hebreo, el griego y el romano. No por casualidad, Dios confió a él la misión de llevar el Evangelio desde Asia Menor hasta Grecia y luego a Roma, lanzando un puente que habría proyectado al Cristianismo hasta los extremos confines de la tierra. Hoy vivimos en una época de nueva evangelización. Vastos horizontes se abren al anuncio del Evangelio, mientras regiones de antigua tradición cristiana están llamadas a redescubrir la belleza de la fe. Protagonistas de esta misión son los hombres y mujeres que, como San Pablo, pueden decir: “Para mi vivir es Cristo”. Personas, familias, comunidades que aceptan trabajar en la viña del Señor, según la imagen del Evangelio de este domingo (cfr Mt 20,1-16). Obreros humildes y generosos, que no piden otra recompensa si no aquella de participar en la misión de Jesús y de la Iglesia. “Si el vivir en el cuerpo – escribe aún San Pablo- significa para mí trabajo fecundo, no sé qué escoger” (Fil 1,22): si la unión plena con Cristo más allá de la muerte, o el servicio a su cuerpo místico en esta tierra.

Queridos amigos, el Evangelio ha transformado al mundo, y todavía lo está transformando, como un río que riega un inmenso campo. Dirijámonos en oración a la Virgen María, para que en toda la Iglesia maduren vocaciones sacerdotales, religiosas y laicales para el servicio de la nueva evangelización

Evangelio del día 19 de septiembre de 2011


Evangelio según San Lucas 8,16-18. Lunes de la XXV Semana del Tiempo Ordinario

No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz.
Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado.
Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener".


Comentario:


«Lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en mi sendero» (sl 118, 105) - San Máximo



La lámpara sobre el candelero es nuestro Señor Jesucristo, la verdadera luz del Padre «que ilumina a todo hombre que viene a este mundo» (Jn 1,9). Dicho con otras palabras, es la Sabiduría y la Palabra del Padre : habiendo aceptado nuestra carne, realmente es y ha sido llamado la «lámpara» del mundo. Es celebrado y exaltado en la Iglesia por nuestra fe y nuestra piedad. De esta manera se hace visible a todas las naciones y brilla para «todos los que están en la casa», es decir, para el mundo entero, según su palabra: «Nadie enciende una lámpara para ponerla bajo el celemín, sino sobre el candelero, donde puede iluminar a todos los de la casa» (Mt 5,15).
Como se puede ver, Cristo se da a sí mismo el nombre de lámpara. Siendo Dios por naturaleza, se ha hecho carne según el plan de salvación, una carne que contiene una luz, tal como si se tratara de un jarrón... David lo pensaba así cuando dijo : «Lámpara es tu palabra para mis pasos, luz en mi sendero» (sl 118, 105). En la Escritura se describe a mi Salvador y mi Dios como una lámpara porque Él es quien hace desaparecer las tinieblas de la ignorancia y el mal de los hombres. Puesto que solo Él tiene poder para aniquilar las tinieblas de la ignorancia y disipar la oscuridad del pecado, por ello es, para todos, el camino de salvación. Conduce al Padre a los que, por el conocimiento y la virtud, van en pos de Él por el camino de los mandamientos como por un camino de justicia.
El candelero es la Iglesia, porque el Verbo de Dios brilla a través de su predicación. Es así como los rayos de su verdad pueden iluminar al mundo entero... Pero con una condición: no esconderla bajo la letra de la Ley. Cualquiera que se ate sólo a la letra de la Escritura, vive según la carne; mete su lámpara bajo el celemín. Por el contrario, puesta sobre el candelero, la Iglesia, ilumina a todos los hombres.

San Máximo, el Confesor (hacia 580-662), monje y teólogo Pregunta 63 para Thalasio; PG 90, 667s

San Jenaro - 19 de Septiembre


Para conocer su hagiografía clickear sobre la imagen.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Toma de sotanas en el Seminario de La Reja, Buenos Aires, de la FSSPX

Este domingo 11 de septiembre, en nuestro Seminario de La Reja, siete seminaristas brasileños vistieron la sotana por primera vez

Los siete seminaristas rodeando al Padre José María Mestre, superior del año de espiritualidad.



Todo listo para la vestición de la sotana.



Los seminaristas que van a tomar la sotana
entran en la iglesia con una vela encendida.



Monseñor de Galarreta celebra la Misa pontifical.



Vista de los seminaristas previa a la vestición.



El coro de los seminaristas.



Sermón de Monseñor de Galarreta.





Los seminaristas van a subir al santuario.



Luego dela bendición de sus sotanas, los seminaristas van a vestirse.



Vestición de los seminaristas.



Con sus nuevas sotanas.







Monseñor durante la Misa pontifical.



Los seminaristas a punto de recibir la Sagrada Comunión.



En la puerta de la iglesia.





La procesión vuelve a la sacristía.



Los seminaristas felicitan a los que recibieron la sotana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...